Proyecto de Investigación:

Revitalización de los conocimientos ancestrales para una educación en el diálogo intercultural

Este proyecto de investigación se enfoca en la revitalización de los conocimientos y saberes ancestrales en torno al calendario vivencial (agro-festivo) y a los sistemas de agricultura ancestral. El fin de este proyecto es el de impulsar el diálogo de saberes en la educación, así como la recuperación de prácticas ancestrales o tradicionales en las comunidades de intervención y fomentar la institucionalización de saberes ancestrales en la comunidad de la UNAE.

Líneas de investigación:

  • Saberes ancestrales (utilización medicinal de las plantas).
     

  • Calendarios vivenciales y cosmovisiones (la chakra andina).
     

  • Memoria, patrimonio y educación (patrimonio culinario y soberanía alimentaria).
     

  • Curriculum y saberes ancestrales (la huerta como eje pedagógico).
     

  • Diálogos de saberes interculturales

Lo que se viene realizando:

Este proyecto en su primera fase se ha desarrollado en dos escenarios diferentes: por un lado, en la comunidad de Taday, en Cañar y, por otro, dentro del campus de UNAE. Durante esta fase, se han dado resultados mancomunados de las y los investigadores de esta universidad, el Gobierno de la provincia de Cañar, el Gobierno de la parroquia de Taday y el INIAP. 

En la comunidad de Taday se ha llevado a cabo un proceso sostenido con 25 familias y 2 instituciones educativas para la construcción y monitoreo de huertas agrícolas. Nuestro objetivo fue el de generar una producción limpia en base a los principios de la cosmovisión andina y de la agroecología, con el apoyo del gobierno parroquial. 

Posteriormente se dio paso a la etapa de investigación en la que se trabajaron las temáticas de: 

-    El calendario vivencial (agro-festivo)

-    El diálogo intercultural y diálogo de saberes

-    La cosmovisión presente la chakra andina

-    El patrimonio culinario de la comunidad de Taday

-    El uso de las plantas de los huertos medicinales 

-    El uso pedagógico de las huertas en centros educativos

  

En el campus universitario se construyó una huerta que se dividía en tres áreas: el huerto medicinal y frutal, la chakra andina y la zona de experimentación en la que se trabajó conjuntamente con el INIAP. El espacio de la huerta en el campus UNAE está destinado al uso pedagógico, a crear un espacio vivencial de la cosmovisión andina y a fomentar la participación de la comunidad educativa y de los habitantes de la zona. Cabe recalcar que la chakra se diferencia de la huerta en que ha constituido en sí misma un significante de las cosmovisiones kichwas, en este caso y es el espacio en el que tradicionalmente se viven las prácticas y las representaciones culturales, tales como las relaciones de reciprocidad, la dimensión sacra latente en la tierra y otras dinámicas de la comunidad.

La chakra además ha sido utilizada como un espacio educativo tanto para alumnos y alumnas de la universidad, para los docentes de la UNAE y docentes externos, ya que se realizaron visitas pedagógicas sobre distintas temáticas en sus instalaciones.